UN EXAMEN DIFERENTE

Piensa en tu último examen, ¿lo recuerdas? ¿Sí? ¿Encontraste alguna diferencia en ese examen a los que llevas realizando durante tu escolaridad? ¿No?

Si te hacen esta pregunta, responderías de la misma manera que muchos alumnos. Llevamos toda nuestra escolaridad haciendo exámenes similares, ya sean tipo test (sí, los famosos tipo test que tanta alegría daban al principio pero luego descubrimos que era un arma de doble filo) o los de redactar, en los que tenías que soltar toda la teoría que habías metido a presión en tu cabeza, sin parar a pensar en lo que realmente estabas estudiando. Como siempre me ha dicho mi madre, estudiar es ser un loro, pero ahora ya no. Este curso llegó a nuestro centro una nueva profesora, joven, dinámica y que hacía que nosotros, los alumnos, disfrutásemos de las clases. Gracias a ella, la teoría pasó a ser algo divertido, algo que poner en común con nuestros compañeros y con los que podíamos ver casos reales de lo que realmente nos cuenta ese libro aburrido de Recursos Humanos.

Para nuestra sorpresa, Recursos Humanos empezó a ser una asignatura interesante. A pesar de que la mayoría superábamos los 20 años y lo único que nos interesaba hasta el momento era poder acabar el grado lo más rápido posible, aunque fuese rascando el cinco, encontramos la diversión en los rotuladores y manualidades propuestas por Sara. A partir de actividades dinámicas, explicábamos la teoría correspondiente. Y aún nos faltaba la gran sorpresa: EL EXAMEN. El día examen, todos estábamos nerviosos, pero cuando vimos a Sara con una sola hoja para los 30 alumnos y una pegatinas blancas, nos quedamos en shock. El tema a estudiar trataba sobre el trabajo en equipo y los roles que cada uno toma dentro. ¿Adivináis su propósito? Pues sí, teníamos que organizarnos entre los 30 alumnos en equipos de trabajo para realizar la tarea propuesta. Después de realizar esta actividad, debíamos responder a las preguntas en las que gracias a la teoría estudiada y aprendida en las actividades de clase debíamos contestar.

Gracias a Sara, hemos visto que la teoría tiene siempre su parte práctica atrayéndonos más hacia las asignaturas y que la educación de los años atrás empieza a cambiar adaptándose a la nueva sociedad.

MARTA ESPADA

 

IMG_3118 IMG_3132